::: Centro Licium ::: Patologias
::: Centro Licium ::: Patologias


Hernia Discal

HERNIA DISCAL -PATOLOGIA LUMBAR- (Mujer de 36 años)


Paciente sexo femenino edad: 36 sin antecedentes de lumbalgia. Lumbociatalgia aguda derecha de 3 meses de evolución, con irradiación punzante a glúteo, gemelo externo y borde externo de pie, con parestesias e hiperestesia cutánea lumboglutea. El dolor es continuo y se ubica en tipo III (criterios de Spangfort), se presenta en toda posición incrementándose en la marcha y posición de pie (no puede subir el cordón de la vereda) es refractaria al tratamiento con aines y fisioterapia. La paciente llega a la consulta con previa indicación quirúrgica y asistida para caminar. Calidad de vida tipo III (escala de King) examen clínico: depresión secundaria a la patología corporal. Signos neurológicos de SNC.: negativo. Lasegue + 30 grados, alteración de reflejos en MID. Rx de columna lumbosacra: rectificación con hiperlordosis L4-S1 .Disminución del espacio L5-S1. RNM: hernia discal L5-S1 derecha extruída descendente que borra la grasa epidural, colapsa el saco dural, desplaza y presiona la raíz L5 y S1 ( Foto 1 )


Evolución con tratamiento de digitopresion con estimulo cognitivo “MPS “: se aplica tratamiento intensivo. 1 semana después disminuye dolor en 70% y parestesias en 30%, puede realizar marcha limitada, recupera su estado anímico. Semanas de inicio de tratamiento, paciente asintomática, camina hasta 200 mts. sin dolor. Comienza con 5’ de bicicleta fija por día, retoma tareas livianas en su trabajo. A los 2 meses de inicio de tratamiento retoma a pleno sus tareas, según protocolo se indica bicicleta fija y marcha de 1 Km. por día. A 4 meses de su ingreso se realiza control con R.N.M.: no se observa extrusión ni hernia discal. Raíces nerviosas L5 y S1 libres. Saco dural y grasa epidural dentro de límites normales. Leve protrusión central L5-S1 que no compromete estructuras. ( Foto 2 )


Foto 1 bis :


Se recurrió a la coloración computarizada del área ocupada por la extrusión discal L5-S1 previo al tratamiento con metodología “MPS”


Foto 2 bis :


Con coloración computarizada observamos la leve protrusión discal L5-S1 que presenta el estudio de control con R.N.M. 6 meses después de iniciado el tratamiento con la metodología “MPS”


Seguimiento del caso durante 7 años : la paciente se encuentra asintomática y realizando sus actividades laborales a pleno, además de actividades físicas indicadas como complemento.



(ver imagen ampliada)





HERNIA DISCAL -PATOLOGIA LUMBAR- (Hombre de 38 años)


Paciente sexo masculino, edad: 38 con antecedentes de lumbalgias esporádicas de 12 años de evolución. Hace 2 meses comienza con lumbociatalgia derecha aguda. No responde al tratamiento realizado en su provincia, con aines-corticoides y bloqueo perineural. El paciente llega a la consulta por indicación de médico neurocirujano para agotar toda instancia de tratamiento convencional antes de la opción quirúrgica. La neuralgia se caracteriza por ser punzante en la zona glútea, dolor irradiado a tobillo y parestesias en el borde externo de pierna y pie derecho que en ocasiones se extiende a dorso de pié. El dolor aumenta por la mañana al iniciar los movimientos y en posición de pié (tolerancia máxima 15 ‘), por lo cual existe limitación en la marcha. El paciente presenta grado de dolor tipo III (criterios de Spangfort) y calidad de vida tipo II (escala de King) y cuadro de depresión secundaria. Al examen clínico presenta Lasegue + en 35 grados, disminución del reflejo aquíleo. Rx. columna lumbosacra: disminución de espacios L4-L5, L5-S1. R.N.M.: extrusión discal L5-S1 posterolateral derecha que comprime la raíz S1 y deforma el saco dural. (Foto 1)


Evolución con tratamiento “MPS”: después de iniciar el tratamiento, el dolor disminuye un 80 %, al igual que las parestesias, Lasegue negativo. Puede estar de pie y camina hasta 10 cuadras con algunas molestias. A las semanas de tratamiento el paciente se encuentra asintomático. Recupera su estado anímico. Realiza su marcha en forma constante y sin limitaciones. Se le indica según protocolo realizar bicicleta fija. A los meses de iniciado el tratamiento paciente asintomático realiza 2 Km. de caminata por día, y una vez por semana 2 Km. de trote y práctica de fútbol no profesional. A los 6 meses de su ingreso se realiza el control de rutina con R.N.M.: no se registra extrusión discal, leve protrusión posterolateral derecha, raíz S1 libre, saco dural y grasa epidural dentro de límites normales (Foto 2). Durante el tratamiento con M.P.S. el paciente no ingiere ningún tipo de medicación.


Foto 1 bis :


Se recurrió a la coloración computarizada del área ocupada por la extrusión discal L5-S1 previo al tratamiento con metodología “MPS”


Foto 2 bis :


Con coloración computarizada observamos la línea punteada que demarca la leve protrusión discal posterolateral derecha L5-S1 que presenta el estudio de control con R.N.M. 5 meses después de finalizado el tratamiento con la metodología “MPS” en momentos en que el paciente se encuentra asintomático y realizando sus actividades laborales a pleno, además de actividades físicas y deportivas indicadas como complemento.



(ver imagen ampliada)




HERNIA DISCAL -PATOLOGIA CERVICAL- (Mujer de 45 años)


Hernia discal


Paciente sexo femenino, edad 45, a los 13 años de edad presenta cefaleas y cervicalgias a repetición. Hace 6 años episodios de déficit motor y parestesias en MSD caracterizada por dificultad para doblar el brazo y elevarlo. Actualmente cervicobraquialgia bilateral a predominio derecho con dolor irradiado a zona dorsal media, acompañado de cefalea intensa izquierda irradiada al ojo homolateral, vértigo, insomnio y parestesias en MSD que se incrementa por la noche. Déficit funcional leve para elevar el MSD, hiporreflexia bicipital. No responde a los tratamientos convencionales con fisioterapia, cuello ortopédico, aines —corticoides. Rx de columna cervical: rectificación leve. RNM de columna cervical: se observa hernia discal no extruída C4-C5 central y lateralizada derecha que borra la grasa epidural, impronta en la zona medular sin signos de reblandecimiento. Foto 1 corte sagital y axial.


Evolución con tratamiento “M.P.S “: iniciado el tratamiento disminuye el dolor en un 60% y aumenta la movilidad del MSD, persistiendo aún cefaleas esporádica. A las semanas de tratamiento la paciente se encuentra asintomática, estado anímico normal. Se indican actividades físicas progresivas y sesiones de control cada 30 días por residir en interior del país. A los 6 meses de su ingreso se realiza el control de rutina con R.N.M.: no se observa hernia discal ni protrusión, canal libre, raíz C5 libre. No se observa presión sobre la medula espinal. Señal medular normal. (Foto 2) cortes sagital y axial.



(ver imagen ampliada)


FOTO 1 BIS SAGITAL Y AXIAL :


Se recurrio a la coloracion computarizada para señalar en los cortes sagital y axial ,la zona ocupada por la hernia discal C5-C6 y su impronta en la médula espinal


FOTO 2 BIS SAGITAL Y AXIAL :


Con coloración computarizada se advierte en el estudio de R.N.M. realizado 6 meses después de comenzado el tratamiento con metodología M.P.S. corte sagital y axial, sin hernia ni protrusión, médula espinal libre.


Seguimiento del caso durante 3 años : la paciente se encuentra asintomática , realizando sus actividades laborales, plan de ejercicios físicos y 1 sesión de de control con el método MPS cada 3 meses.



(ver imagen ampliada)





HERNIA DISCAL -PATOLOGIA CERVICAL- (Hombre de 30 años)


Hernia discal


Paciente sexo masculino, edad 30 con antecedentes de cervicalgias a repetición de dos años de evolución, cervicobraquialgia crónica irradiada a codo y omóplato con homalgia homolateral intensa, el dolor se intensifica en la madrugada dificultando el reposo. Al examen clínico presenta disminución de fuerzas en extensión de muñeca, levemente en bíceps y abducción de hombro. Parestesias en dedos pulgar e índice, hiporreflexia en tendón de supinador largo. No responde a los tratamientos anteriores con fisioterapia, cuello ortopédico, aines y corticoides. El paciente llega a la consulta, buscando la posibilidad de agotar las alternativas de tratamiento no cruento por sugerencia del médico traumatólogo. Rx. de columna cervical: rectificación severa. R.N.M. de columna cervical:


Se observan protrusiones y hernia discal C5-C6 izquierda no extruída que borra la grasa epidural del sector anterior del canal medular e impronta en la medula espinal, no hay signos de reblandecimiento medular. Compromiso de la raíz C6.


( FOTO 1 ) CORTES SAGITAL Y AXIAL


EVOLUCION CON TRATAMIENTO “M P S “: iniciado el tratamiento disminuye el dolor en un 50%.(Medición por Escala Visual Analógica) y aumenta la movilidad, persistiendo aun el dolor matinal y homalgia. A la 3ra. semana de tratamiento, puede pernoctar sin dolor, aumenta la movilidad en columna cervical, persistiendo leve neuralgia residual, desaparecen parestesias. A la 6ta. semana de tratamiento el paciente se encuentra asintomático, estado anímico normal. Se indica actividad física progresiva y sesiones de control cada 15 días. A los 6 meses de su ingreso se realiza el control de rutina con R.N.M.: no se observa hernia discal, leve protrusión central que respeta la grasa epidural, raíz C6 libre. No se observa presión sobre la medula espinal. Señal medular normal. (Foto 2) cortes sagital y axial.



(ver imagen ampliada)


FOTO 1 BIS SAGITAL Y AXIAL :


Se recurrio a la coloracion computarizada para señalar en los cortes sagital y axial ,la zona ocupada por la hernia discal C5-C6 y su impronta en la medula espinal


FOTO 2 BIS SAGITAL Y AXIAL :


Con coloración computarizada se advierte en el estudio de R.N.M. realizado 6 meses después de comenzado el tratamiento con metodología M.P.S. en corte sagital y axial la leve protrusión discal que respeta la grasa epidural y la médula espinal. Seguimiento del caso durante 3 años : el paciente se encuentra asintomático , realizando sus actividades laborales, plan de ejercicios físicos y 1 sesión de de control con el método MPS cada 4 meses para preservar la descompresión axial de la columna cervical.



(ver imagenes ampliada)



Escoliosis

Se observará un caso con contracturas musculares crónicas que producen alteración transitoria de la estructura ósea sin lograr una deformación definitiva.


En este caso el dolor lumbar se presentó como una alarma que escuchada a tiempo permitió revertir la situación.


Caso 1:


Foto 1
Foto 2


(ver imagen ampliada)


Paciente de 21 años con lumbalgia bilateral refractaria al tratamiento farmacológico, con escoliosis dorsolumbar sinistroconvexa T12-L4 de 10º. Foto 1 Rx. Al inicio del tratamiento . Foto 2. Rx. de control realizado a los 2 meses de tratamiento con M.P.S. Se ha reducido la curvatura en 7º grados . Obsérvese la desrotación de los cuerpos vertebrales y la simetría lograda en las últimas costillas .


En este caso los síntomas de dolor lumbar crónico disminuye en su intensidad en un 70% a los 15 días de inicio del tratamiento con M. P. S. Al mes la paciente se encontraba asintomática , realizando actividad física y controles de mantenimiento.


Este caso, si bien es un ejemplo aislado y con una curvatura de pocos grados en una paciente de 21 años, nos pareció de interés por las lumbalgias a repetición que padecía la paciente desde hace 2 años y que no respondía a los tratamientos con medicación y kinesiología. Por sus características este caso se sitúa dentro de la clasificación de escoliosis del adulto. Observamos en la foto 2 como el eje postural se corrige notablemente , reduce su inclinación de 10º a 3º grados. Observando la ubicación de las apófisis espinosas lumbares y T12 podemos advertir la desrotación de las vértebras y la simetría que logran las últimas costillas con el beneficio respiratorio consecuente. La paciente se encuentra asintomática y realizando actividad física en un seguimiento y control de 16 meses. El resultado nos demuestra que estamos frente a una escoliosis proyectada en la adultez con componente de contracturas y presión muscular asimétrica que tratada a tiempo se reduce a su mínima expresión. Los síntomas desaparecieron al neutralizar las contracturas musculares, regularizándose además el eje de la columna vertebral . De todos modos, no todos los casos responden igual y según la complejidad de cada uno de ellos se diagrama el tratamiento y los controles de mantenimiento que en este caso se realizan con 1 sesión del método cada tres meses con controles clínicos y radiológicos. De esta manera se está atento a cualquier modificación manteniendo el bienestar del paciente y su mejor calidad de vida .


Casos Postquirurgicos

En ocasiones, mas allá de la correcta técnica quirúrgica y de los recaudos tomados posteriormente a la intervención, el organismo del paciente no responde como se espera y se producen recidivas herniarias y/o dolor crónico que no cede con el tratamiento conservador habitual. El método MPS se ha utilizado en hernias recidivantes o reincidentes post-quirúrgicas y en dolor crónico post-quirúrgico sin recidiva, pudiéndose evitar en cierta cantidad de casos la re-intervención quirúrgica de columna. He aquí la descripción de dos casos clínicos referentes al tema mencionado:


Casos Postquirúrgicos


CASO 1


Paciente de 61 años con lumbociatalgia derecha, dolor severo y disminución de la motricidad que decide operarse de hernia discal L4-L5, siendo la causa de su padecimiento. El paciente trae el estudio de RNM previo a la intervención (foto 1 corte sagital y axial).



Foto 1 SAGITAL
Foto 1 AXIAL

(ver foto ampliada)


El paciente se recupera luego de la cirugía y se mantiene asintomático, realizando su vida normal. A los 30 días post-quirúrgico, comienza con los mismos síntomas anteriores a la intervención, con lumbociatalgia derecha que aumenta en posición de pié y le impide la deambulación.


Se advierte recidiva herniaria en una nueva RNM (foto 2 sagital y axial).


El paciente es derivado por el médico traumatólogo con la intención de agotar todas las instancias de tratamiento conservador previo a una posible re-intervención quirúrgica.



Foto 2 SAGITAL
Foto 2 AXIAL

(ver foto ampliada)


Se comienza tratamiento intensivo con MPS consistente en dos sesiones por día durante 3 días. El dolor es medido en Escala Visual Analógica (EVA) . Luego de iniciado el tratamiento, el dolor cede en un 70%, no obstante continúan molestias durante 15 días hasta mejorar en 100 %. Al mes de tratamiento el paciente se encuentra asintomático y retomando tareas laborales a pleno. Continúan sesiones de control semanal. Persisten esporádicamente resabios de dolor glúteo que desaparecen con el reposo.


A partir del segundo mes el paciente se encuentra totalmente asintomático.


Comienza a realizar bicicleta fija y caminata, además de sus tareas laborales. Al sexto mes de comenzado el tratamiento con MPS se realiza RNM de control con contraste observándose la retracción de la hernia, con tejido cicatrizal post-quirúrgico que no afecta la raíz nerviosa.


Seguimiento a 2 años: paciente asintomático, realizando actividad laboral y ejercicios físicos moderados.



Foto 3 SAGITAL
Foto 3 AXIAL

(ver foto ampliada)


Con este método el paciente adquiere una mayor conciencia de su cuerpo y de aprendizaje referente a cuidados que debe mantener, más allá de realizar sus actividades deportivas y laborales. A través del condicionamiento motor logrado por la digitopresión con estimulo cognitivo MPS se modifica la tensión permanente en la zona corporal afectada disminuyendo el tono muscular basal, que luego difícilmente se modifica, aún en extremas situaciones de stress. En una segunda etapa de tratamiento se continúa preventivamente con sesiones de control cada 3,4,o 6 meses según cada caso.



CASO 2


Antecedentes personales : 2 cirugías previas de columna vertebral


El paciente fue intervenido quirúrgicamente en el año 1994 por lumbociatalgia derecha a causa de hernia discal, se recupera luego de la cirugía y se mantiene asintomático, realizando su vida normal. A los 4 años post-quirúrgico, (año 1998) comienza con síntomas similares previos a la intervención, con lumbociatalgia derecha leve que aumenta en posición de pié, pero no le impide la deambulación. Dichos síntomas se incrementan hasta el año 2000 donde se vuelven invalidantes ( grado III Escala de Kim). En la RNM se constata la reincidencia de hernia discal en el mismo nivel L5-S1 y del mismo lado. La segunda cirugía le permite al paciente volver a sus actividades normales y sin síntomas.


El paciente nos consulta en el año 2003 por los mismos síntomas anteriores a las cirugías, sugiriendo el médico traumatólogo indica la no conveniencia de una tercera intervención.


Estado del paciente al ingreso


Paciente de 37 años con lumbociatalgia crónica derecha de 2 meses de evolución con dolor severo (Criterio de Spangfort III) irradiado a glúteo, muslo y gemelo externo con intensa contractura del mismo. El dolor se incrementa al avanzar el día, con la marcha y en posición estática de pié con tolerancia máxima de 2 minutos. Lasegue + con hiporreflexia aquileana. El paciente no conserva el estudio de RNM previo a las cirugías. Se le indica Rx. y RNM (foto 1 corte axial), donde se advierte la reincidencia herniaria L5-S1 derecha.



FOTO 1


Se advierte en este corte axial de L5-S1 los signos de huellas quirúrgicas y la herniación discal extruída (tipo II en clasificación de Pfirmann) que toma contacto con la raíz S1 y la desplaza en sentido posterior deformando el saco tecal.


Se comienza el tratamiento en junio del 2003 en forma intensiva. En ese lapso disminuye la frecuencia de los accesos y la intensidad del dolor en un 40%, pudiendo el paciente pernoctar sin dolor. A semanas de tratamiento la intensidad del dolor cede en un 70%, no obstante continúan molestias en glúteo y gemelo externo. Durante la tercera semana el paciente se encuentra asintomático y puede deambular sin dolor. Al mes de tratamiento retoma sus tareas laborales. Continúan sesiones de control semanal. Se indica bicicleta fija 15 minutos por día y ejercicios propioceptivos relacionados al tipo de tratamiento realizado.


El segundo mes realiza 3km. de caminata día por medio y 30 minutos de bicicleta fija. Al sexto mes de tratamiento se realiza el control habitual de RNM con gadolinio foto 2 corte axial



Foto 1 AXIAL
Foto 2 AXIAL

(ver foto ampliada)


Ubicamos las dos fotos para comparar. Se puede advertir en la foto 2, luego del tratamiento con MPS, que el disco toma contacto con la raíz S1 sin desplazarla (grado 1 en clasificación de Pfirrmann) el saco tecal presenta forma normal. El estudio contrastado evidencia la raíz rodeada por tejido cicatrizal que no altera su anatomía.


Seguimiento del caso durante de 3 años: el paciente se encuentra asintomático, continúa con actividades físicas y práctica de tenis como deporte regular no competitivo, realizando controles periódicos de mantenimiento con 1 sesión de MPS cada 6 meses.


Interpretamos que en ambos casos, el dolor retornó luego de las intervenciones, por la insistencia de las grandes presiones axiales producto de contracturas musculares crónicas en la zona del disco intervenido. El tratamiento complementario post-quirúrgico con digitopresión con estímulo cognitivo MPS, da lugar a la descompresión axial del segmento afectado. Las sesiones de control y mantenimiento, permiten prolongar la descompresión axial, como se puede advertir en el seguimiento de los pacientes.